Bisagras tecnológicamente avanzadas

Créenos, por mucho que te lo queramos contar nunca se acercará a la realidad. La terminación y alta calidad de las bisagras de la serie Ego® están por encima de cualquier otra bisagra del mercado.

Un diseño elegante y discreto pero sin restar funcionalidad, ya que estas bisagras disponen de un mecanismo que permite cerrar la puerta en los grados que deseemos y además al aproximarse a su punto de cierre, ellas solas se cierran automáticamente.



Los anclajes de pared incluyen la posibilidad de regular la puerta en inclinación y profundidad, aunque todo ello queda totalmente oculto por unos elegantes embellecedores.

Ajuste y precisión

Las mamparas basadas en bisagras pecan de un problema, la poca o inexistente regulación que disponen para compensar los desniveles de las paredes. Por suerte y gracias al empleo de un perfil de cierre con regulación (hasta 2 cm.), la serie Ego® no sólo consigue corregir este defecto si no que también ofrece un cierre con ajuste y precisión y además contribuye a reducir las posibilidades fugas de agua.