Estética revolucionaria

Gracias a la combinación de los vidrios con cortes asimétricos, y que la posición de los mismos están en distintos planos, se consigue una estética revolucionaria y moderna.


La sensación que se produce al ver todo el conjunto es lo que nosotros llamamos "movimiento estático".

Pequeños detalles que la hacen grande

Los vidrios están unidos entre ellos por tornillos totalmente enrasados para poder facilitar la limpieza de los mismos.

Gracias al cruce entre los vidrios se evita la fuga de agua y tener que utilizar gomas o perfiles de estanquiedad que rompen la estética.

Calidad hasta el último rincón

Las escuadras fijas, al igual que los tornillos de anclaje, van enrasadas por la parte interior para facilitar la limpieza de los vidrios.



Además, las escuadras llevan un protector especial que no permiten que nunca se puedan aflojar las uniones y de esta manera se mantengan los vidrios unidos para siempre.

Cero fugas!

Las posibles fugas de agua son retenidas por la pequeña y discreta pieza de metacrilato que va colocada entre vidrios en el suelo o plato de ducha. Gracias a este minúsculo tope completamente transparente, se consigue retornar el agua hacia el desagüe.

Todo terreno

Gracias a la incorporación de un perfil de pared con regulación, los paneles de vidrio se pueden expandir hasta 2 centímetros, adaptándose a los desniveles que pueda presentar la pared.

¡No habrá pared que se le resista!