¡Ten cuidado!

13 Oct 2015

El baño es un espacio de bienestar y espacio de higiene de la familia, pero también es el lugar donde más accidentes domésticos ocurren debido al agua y productos que utilizamos para asearnos, como jabones, aceites y cremas.

Por todo ello, en este post, damos algunos consejos sobre seguridad en tu baño de gran importancia que seguro te ayudarán a evitar riesgos para ti y los tuyos.

 

 

 

 

Existen diferentes tipos de baños, decoración y elementos dependiendo del tipo de personas que vivan en un hogar. Si hablamos de personas mayores, hay que acondicionar su espacio para facilitar el paso y acceso a todos los puntos del baño y evitar caídas. Muy aconsejable es disponer de un plato de ducha en vez de bañera. Si el plato de ducha es extraplano a nivel de suelo, mejor que mejor. Así evitas el escalón de los platos convencionales.

 

En nuestro caso aconsejamos que la mampara de ducha sea sin perfilería inferior para una facilidad de entrada y salida y evitar tropiezos. Para personas de movilidad reducida lo ideal es colocar mamparas adaptadas para la entrada de silla de ruedas y con máxima  apertura para permitir. De este modo incluso podemos asear a la persona desde el exterior del plato sin complicaiones.

 

Si no puedes cambiar la bañera por plato de ducha, se recomienda colocar unas barras de apoyo fijas a la pared para ayudarte a entrar y salir de la misma.

 

 

 

Aconsejable es siempre acompañar y supervisar a los niños a la hora de ducharse o bañarse. No es a partir de los 5 años que empiezan a controlar más su cuerpo.

Una alfombrilla antideslizante de baño a la salida de la ducha no está de más, tanto para niños como adultos.

 

 

 

Si estás embarazada, presta atención a la entrada y salida de la ducha, sobretodo en el último trimestre de embarazo, ya que el punto de equilibrio de tu cuerpo se desplaza y pierdes cierta agilidad.

 

Existen platos de ducha de suelo antideslizante que garantizan una mayor seguridad que las pegatinas de ventosas de antaño.

 

 

 

Otro dato a tener en cuenta en las mamparas de ducha es que estén bien selladas por el exterior evitando posibles pérdidas de agua hacia el exterior. Con una mampara estanca evitamos también posibles cáidas al salir de la ducha.

 

Se comenta también para evitar daños, que las mamparas sean de metacrilato, pero este material está en desuso por su rápido deterioro. Por normativa de la E.E. las mamparas han de estar fabricadas con vidrio templado securizado, para que en caso de un fuerte golpe o caída éste se rompa en minúsculos trocitos evitando daños o cortes. Aún así, un vidrio templado securizado es 5 veces más resistente que un vidrio convencional.

 

 

 

Los enchufes y sistemas eléctricos han de estar mínimo a un metro desde el suelo y a un metro de distancia de la bañera o ducha. Obviamente, no han de instalarse enchufes dentro de la zona de ducha.

 

 

La grifería de la ducha ha de colocarse de manera que se acceda a ella cómodamente, evitando colocarse de forma que nos pueda hacer lesiones o nos podamos golpear al ducharnos.

 

Los profesionales e instaladores de todos los componentes de tu baño han de cumplir con la normativa de seguridad y aplicar las normas de ergonomía a la hora de colocar cada elemento. Todo ha de ser accesible, cómodo y evitando posibles lesiones.

 

 

 

 

 

La puerta de acceso al baño con pestillo no se aconseja, pero en caso de haber, ha de estar también por la parte exterior de la puerta para poder entrar en caso de emergencia.

 

 

 

Éstos son los factores más básicos y generales que has de tener en cuenta para que tu baño sea seguro en un espacio de bienestar total.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please reload

Artículo destacado

Serie Privée, diseño exclusivo

26 Feb 2016

1/7
Please reload

Artículos recientes

19 May 2016

Please reload

Archivo