¿Cómo elegir la mampara de mi baño?

11 Aug 2015

 

Sabemos los quebraderos de cabeza que supone cualquier reforma en casa por mínima que ésta sea. Son muchos detalles a tener en cuenta y te asaltan las dudas a la hora de adquirir un artículo u otro.

Nosotros, como fabricantes de mamparas, te damos algunos consejos que te ayudarán a decidir qué mampara de baño será la acertada.

 

  • CIERRE TOTAL O PARCIAL DEL ESPACIO

Puedes elegir entre cerrar el hueco o espacio de la ducha totalmente, o bien solamente cubrir una parte.

 

Cierre Total: la mampara cubre todo el hueco de acceso al plato de ducha o bañera, con lo que se consigue una alta estanqueidad.

 

 

 

Cierre Parcial: sólo se cubre una parte del espacio del plato de ducha o bañera. Ideal para darle al baño más libertad de espacio y amplitud, aunque por contrapartida debemos tener claro que no conseguiremos una alta estanqueidad.

 

 

  • APERTURA

Los diseños y modelos actuales nos permiten tener diversos sistemas de apertura, permitiendo que se adapten a nuestras necesidades.

  • Corredera: si optas por este sistema de apertura, obtendrás una mampara en la que sus puertas correderas no invaden el resto del espacio del baño, también evitarás las pequeñas gotas que nos podemos encontrar al abrir las puertas con sistemas abatibles. Eso sí, debes tener en cuenta que los sistemas de puertas correderas ocupan parte del hueco disponible para poder recogerse unas hojas a las otras. Por ello, debes valorar si tienes un ancho correcto para montar este sistema y que te deje un espacio suficiente para acceder a la ducha.​

 

  • Abatible: Este sistema de puertas, también denominado de tipo “vaivén” o “salón”, consiste en que las puertas pivotan sobre un eje para abrir. Este tipo de puertas pueden abrir hacia el exterior, hacia el interior (si el espacio interior lo permite) o hacia ambos lados. Estas mamparas nos permiten disponer de casi todo el hueco total de entrada, aunque debemos tener en cuenta que necesitaremos del radio de apertura despejado para abrir las puertas ya que la puerta abatible no debería tocar en algún mobiliario del baño y así consigamos facilitar la entrada a la ducha. Un detalle de este sistema de apertura es que debemos ser conscientes que al abrir las puertas hacia el exterior pueden caer gotas de agua en el suelo. La fabricación de este sistema permite combinar 1 o 2 puertas abatibles e incluso se les pueden añadir vidrios fijos para que se adapten a nuestras necesidades particulares.

 

  • Plegable: ideal para platos de ducha de pequeñas dimensiones (entre 65-85cms.). Sus puertas se pliegan por la parte interior de la ducha, con lo cual no invaden nada del exterior. Si debes tener en cuenta que la grifería no sea muy abultada y puedan tocar las puertas al abrir.

 

  • Fija: mamparas de panel vidrio fijo. Suelen colocarse en grandes platos de ducha donde el acceso es libre por un lado y no cierra el espacio. No es aconsejable en platos de ducha pequeños porque no es estanca al agua al 100%. A este vidrio fijo existe la opción de añadirle una hoja abatible a continuación de éste, de forma que cuando entras a la ducha desde dentro puedes plegar la hoja y evitas la salida de agua hacia fuera.

 

 

 

Ahora que hemos visto los sistemas de apertura disponibles, podremos decidirnos con mayor acierto a nuestras necesidades.

Una vez que hayamos elegido el sistema que mejor se adapte a nosotros, nos toca la parte más divertida: ¡LOS ACABADOS DE LA MAMPARA!

Please reload

Artículo destacado

Serie Privée, diseño exclusivo

26 Feb 2016

1/7
Please reload

Artículos recientes